La Inmaculada Concepción del Callao

La Inmaculada Concepción del Callao

El actual convento del Callao no tiene nada que ver con el antiguo convento Franciscano que existió en el Callao desde 1593, quizá hasta el famoso maremoto de 1648. Fue en el siglo pasado, gracias a las gestiones de la Señora Rosa Loyola de Larrañaga, que se construyó una pequeña capilla. En ella, el 17 de marzo de 1867 promovió un expediente ante la curia arzobispal, “movida del piadoso y laudable fin de edificar una capilla en el callao, que sirviera de auxilio en las necesidades espirituales de esa población”. El 26 de junio de 1868 obtuvo la licencia solicitada y el 3 de mayo de 1869 de la suprema Autoridad civil, no sin infinitas dificultades. Inmediatamente, en terreno suyo y con su propio peculio empezó la Capilla terminándola en 1876. El 30 de junio de ese año obtiene licencia para su inauguración y en carta del 10 de julio pide al P. Comisario General, Fr. José M. Massia, que conservando ella la propiedad, funde la Ven. Orden Tercera y se hagan cargo de ella y la Casa de Ejercicios los PP. Descalzos. El 14 de julio aceptaba el M.R.P. Comisario General, nombrando al P. pedro Gual para q tomase posesión de la Capilla y Casa e instalara al T.O.F.

Allí se tenían celdas del P. Rector y su compañero, se tenían los ejercicios. Etc., hasta 1928, en que se regularizo la permanencia de los padres, y se le dio la condición de Residencia canónica recién en 1936. En 1939, hechas algunas mejoras en el local donde funcionaba el Colegio Salesiano, se estableció el Colegio Seráfico de la Provincia, funcionando hasta hace poco como Colegio interno y luego como externo, pero ya en vías de extensión. El local de este es enteramente nuevo, quedando inaugurado en su primera parte de 1961

Como era insuficiente el antiguo templo construido de madera, se comenzó a fundamentis la construcción de una moderna y amplia iglesia, que se inauguró en 1957. Igualmente hubo necesidad de construir un nuevo y más funcional convento, cosa que se ha llevado a cabo en 1962 y 1973. En 1965 es elevado a l categoría de Guardián y en 1972 se trasladaron los coristas para residir en ese convento como Casa de formación.

Como parroquia funciona desde 1958, teniendo a su cargo 15.000 fieles. La actividad apostólica de nuestro convento del Callao ha sido siempre variada e intensa, pues además de atender a las clases del Colegio Seráfico hasta hace poco, los Padres se han dado tiempo para dictar clases en otros colegios, así como para atender a los numerosos fieles que acuden al Templo-Faro del Callao, sin duda la iglesia más concurrida del populoso primer Puerto del Perú. En ella funcionan varias Asociaciones religiosas, la Juventud Antoniana entre ellas, que cumplen una importante obra evangélica, moralizadora y social en el Callao