San Francisco Solano de Barranco

San Francisco Solano de Barranco

En 1888 el P. Bernardino González edifico en este distrito limeño una iglesia para la Tercera Orden. Poco después fundo una Residencia para activar el ministerio sacerdotal y como lugar de convalecencia para enfermos y ancianos de los Descalzos de Lima. Al crearse la provincia, se quedó como residencia de la comisaría de Tierra Santa. En 1924 es elevado este convento a guardianía. Se derribó la iglesia primitiva y en su lugar se comenzó en 1933 a levantar, con los esfuerzos de la Comunidad y la munificencia del pueblo barranquino, un hermoso templo de eucaristía, planeado y dirigido desde sus cimientos por el P. Antonio Alcey, a quien se debe también la iglesia de las Madres Misioneras Franciscanas (blancas) de barranco. En 1944 se construyó también el nuevo convento, anexo a la iglesia y dirigido por el mismo religioso. Es uno de los más funcionales de la Provincia a pesar de no ser ya tan moderno. Su biblioteca conventual tiene 4.800 volúmenes, catalogada en 1966, con sus respectivos ficheros de autores y materias.

Con la creación de este convento en Parroquia en 1969, han aumentado los ministerios apostólicos, las misas y otras actividades, además de atender varias capellanías. Nuestra iglesia de barranco siempre ha sido muy concurrida de fieles y bien atendida. La parroquia comprende unos 20.000 fieles. Están instaladas varias Asociaciones religiosas, entre ellas la Tercera Orden Franciscana. Funciona también Dispensario Médico gratuito y una librería, y sigue siendo sede de la Comisaría de tierra Santa.